CA | ES

“No se concibe ningún proyecto de salud digital sin la experiencia del paciente”

Entrevistamos a los impulsores del XPatient Barcelona Congress, el Dr. Joan Escarrabill, y el Dr. Felip Miralles, para conocer porque la experiencia del paciente es una de las tendencias emergentes del sector sanitario como motor de la innovación.
24
Oct

“No se concibe ningún proyecto de salud digital sin la experiencia del paciente”

El XPatient Barcelona Congress, el primer congreso en el cual el empoderamiento del paciente juega un papel relevante, reunió en Barcelona a expertos sobre esta nueva tendencia, que en Catalunya se está empezando a implantar con pilotos y proyectos vinculados a dolencias como enfermedades respiratorias crónicas, la diabetes, el Parkinson, el cáncer y el reuma o la asistencia que se presta en los partos.

Entrevistamos a los impulsores de la iniciativa, Joan Escarrabill, Doctor en Medicina y Director del Programa de Atención a la Cronicidad del Hospital Clínic y Director del Plan de Enfermedades del Aparato Respiratorio del Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya, y Felip Miralles, director de la unidad de eHealth de Eurecat para conocer por qué la experiencia del paciente es una de las tendencias emergentes del sector sanitario como motor de la innovación.

¿Qué se entiende por experiencia del paciente?

  1. : Este concepto nace en los países anglosajones e intenta ir más allá de la idea de satisfacción. Es un nuevo tipo de planteamiento que también considera las interacciones del paciente con el sistema sanitario: como se han comunicado los profesionales de la salud con los usuarios, si se ha recibido información necesaria en todo el proceso asistencial, etc. El objetivo final es conseguir buenos resultados en salud gracias a la mejora del soporte y del contexto que rodea al paciente.

Este campo confluye con otro movimiento: allá donde se deciden las cosas que afectan al paciente se requiere la presencia del paciente. El paciente se empodera…

  1. : Hay evidencias sólidas que demuestran que si un paciente está bien informado y participa en el diseño de servicios, se consiguen mejores resultados en salud. Es el caso de los pacientes crónicos. Gracias a una mayor participación se detectan antes las complicaciones; disponemos de herramientas para interactuar con más eficiencia con los profesionales sanitarios y los pacientes expresan sus necesidades de forma más inteligible. El empoderamiento es muy importante.

El congreso ha mostrado varias soluciones tecnológicas para potenciar la experiencia del paciente. ¿Cuáles son las principales tendencias que se detectan en este ámbito?

  1. : La tecnología no solo sirve para recoger datos que evalúen la experiencia mediante encuestas electrónicas o soluciones similares. También es un medio para formar y facilitar la participación del paciente, por ejemplo fomentando una mayor autonomía en la gestión de la propia enfermedad.

En el congreso se han mostrado muchas soluciones que facilitan la monitorización en tiempo real, también desde fuera del hospital. Es otra de las grandes tendencias, porque permite el seguimiento de la evolución de una enfermedad. Gracias a esta información se consigue una mayor calidad en el tiempo de respuesta y feedback entre los profesionales que participan en el cuidado de un paciente y con el propio usuario.

Actualmente ya no se concibe ningún proyecto de salud digital que no incorpore la voz del paciente. Queremos usuarios activos al impulsar nuevos procesos a través de la tecnología y hace falta incorporarlos en el codiseño de cualquier otro servicio.

¿Cuáles son las principales necesidades tecnológicas desde el punto de vista asistencial para desarrollar este modelo?

J.E.: Necesitamos avanzar en soluciones que nos permitan en primer lugar evaluar la experiencia del paciente. De este modo podremos mejorar los servicios y la gestión sanitaria. Como ha comentado Felipe, la eficacia y eficiencia a la hora de hacer el seguimiento médico de un enfermo crónico, incluso desde su casa, también es otra de las principales áreas de desarrollo.

Otro de los retos es el de convencer a los clínicos para aplicar este enfoque a los diferentes centros. Para conseguirlo hemos impulsado la creación del XPatient Barcelona. Se trata de una Comunidad de Práctica (CoP) formada por profesionales de distintos centros hospitalarios e instituciones de investigación que nos reunimos para compartir experiencias y generar conocimiento alrededor de la evaluación del paciente.

¿En qué punto de adopción de este nuevo modelo se encuentra Catalunya?

J.E.: Nos encontramos ante un cambio de paradigma. En los años setenta, la efectividad era el objetivo central en el sistema sanitario, tal como después lo han sido la calidad o la seguridad.

Ahora el paradigma está centrado en el valor de la atención sanitaria con respecto al paciente. Hace falta incrementar el valor desde su punto de vista y para ellos también es importante el tiempo de recuperación al finalizar la operación o el grado de discapacidad que te queda después de una enfermedad.

El XPatient Barcelona Congress registró un gran éxito de participación, tanto de público como de proyectos presentados ¿Cómo valoráis esta primera edición? 

F.M.: El congreso nos ha brindado la posibilidad de abrir la comunidad de práctica y presentarla a nivel público para que venga más gente. También nos ha permitido mostrar y conocer experiencias internacionales. Esto es relevante porque acentúa la importancia que tiene este nuevo paradigma también a nivel internacional.

Leave a Reply

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!